La cuarta revolución industrial: Nuevas oportunidades para la industria automotriz

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

La Cuarta Revolución Industrial ha surgido con nuevas tecnologías que han incrementado el valor y el flujo de los datos, y ante la abundancia de información, el reto de las empresas será saber utilizarlos.

El crecimiento exponencial de las nuevas tecnologías nos ha permitido crear nuevos procesos operativos a partir de una gran capacidad para recopilar información en tiempo real, lo que ha incrementado el valor de los datos que obtienen las empresas. 

Este aumento en la demanda de información ha generado la creación de nuevas soluciones y herramientas como el Big Data, Inteligencia Artificial, Internet of Things (IoT) y Cloud Computing, que son algunos ejemplos de las herramientas tecnológicas que representan las innovaciones de la Cuarta Revolución Industrial también llamada Industria 4.0

Para entender lo que implica estar viviendo una nueva revolución es importante saber cómo es que llegamos hasta aquí. 

En el año 1780 aproximadamente, aparecen por primera vez las máquinas de vapor, las cuales dan paso a un mundo que deja de hacer las cosas a mano para hacerlas de manera mecánica. A este momento de la historia se le denomina: la Primera Revolución Industrial. 

La segunda gran revolución llega tan solo 100 años después, cuando se crean nuevos procesos que permiten fabricar productos en masa, siendo el Ford T uno de los símbolos de esta importante etapa.  

El tercer gran cambio en la historia ocurre gracias a la llegada las nuevas tecnologías que permiten automatizar la maquinaria, creando con ello nuevas profesiones y procesos más eficientes de producción como el Just in Time de Toyota, método basado en que los suministros lleguen a la fábrica o que los productos lleguen al cliente “justo a tiempo”, es decir, poco antes de que sean utilizados y solo en las cantidades necesarias, lo que permite reducir costos y siempre tener a disposición lo necesario parar que la producción no se detenga.

A lo largo de los años, la industria automotriz ha sido un referente en el desarrollo de nuevos sistemas de producción y nuevas soluciones tecnológicas. En la actualidad las fábricas cuentan cada vez con procesos más complejos y, gracias a los sensores y la accesibilidad de los datos es posible solucionar problemas de manera más eficiente. Los almacenes y la cadena de suministro están hiperconectados, lo que permite tener líneas de producción flexibles y una gran capacidad de personalización de los vehículos. Por otra parte, los departamentos de Venta y Posventa le dedican más tiempo a tomar decisiones y menos tiempo a recopilar datos gracias a las herramientas de Inteligencia de Negocio. 

La Cuarta Revolución Industrial abre un mundo de nuevas oportunidades, no obstante, adaptarse a la acelerada transformación digital se ha convertido en un gran reto para las empresas. Un informe de Deloitte sobre la Industria 4.0 menciona que la gran mayoría de organizaciones hoy en día tiene acceso a una gran cantidad de datos, sin embargo, pocos tienen la capacidad de analizarlos y mucho menos de actuar con base en la información que reciben en tiempo real. 

Por lo tanto, las organizaciones deben trabajar para atraer talento adecuado que pueda responder con eficiencia a las necesidades de esta era; deben seguir capacitando a sus equipos de trabajo e invertir en soluciones tecnológicas que faciliten las labores diarias y ayuden a realizar los análisis necesarios para no quedar atrás en la curva de innovación tecnológica.

Roberto Monge, consultor experto en BI

Business Intelligence: qué es, para qué sirve y sus principales herramientas

Hoy en día, las organizaciones están incorporando el uso de herramientas de Business Intelligence o de Inteligencia de Negocio...

Incrementa tu rentabilidad con Business Intelligence

¡Descubre nuevas oportunidades de negocio!

Master en Business Inteligence

¡Súmate al cambio digital!
Arrow-up